Taller ¿de qué color es un beso?

Hoy os quiero contar un taller que realicé con 15 niños de 3 y 4 años (en la clase de mi hija). El objetivo del taller era trabajar el proyecto de “El Museo” por lo que se me ocurrió hacer una escultura móvil, simulando las del artista Calder, para poder explicarles algo sobre el artista y este tipo de obras de arte que encontramos en los museos.  Pero esta actividad la vinculé a la lectura de un cuento, os cuento paso a paso el taller.
taller-infantil-creativo

1.LECTURA. Lectura del cuento ¿De qué color es un beso?. Las ilustraciones de este cuento son impresionantes (Rocio Bonilla). Una niña, a la que le encanta pintar, se pregunta ¿de qué color es un beso? y a lo largo del cuento se plantea pintarlo de diferentes colores, pero cada uno lo descarta por un motivo diferente. Podéis leer una reseña más amplia sobre el cuento en el blog El tigre que vino a leer.
de-que-color-es-un-beso

2. IMAGINACIÓN. Cuando acabamos de leer el cuento hacemos una actividad de imaginación. Todos los niños cierran los ojos, y simulamos el sonido de un beso. En ese momento ellos tienen que pensar en el color que les inspira escuchar un beso (cuando se lo cuento a mi hija yo le doy un gran beso, y ella me dice el color que le vino a la mente)

3. PINTURA. Después repartimos un corazón de cartón a cada uno, el cual colorearon a su gusto. Es increíble la variedad de estilos y formas de colorear un corazón.

 

4. ESCULTURA MÓVIL. Con todos los corazones creamos una escultura móvil, que en este caso colgamos en su clase. ¡Les encantó!. Al acabar pidieron que les contase otra vez el cuento, y volvimos a repetir el beso ¡los colores van cambiando, es muy divertido!

Espero que os haya gustado y que os animéis a probar este taller en casa con vuestros peques.

Hasta pronto!